Fotografía familiar: Bienvenido Miguel

 

 

A veces es más complicado fotografiar a tus amigos que fotografiar a desconocidos. La presión de conseguir las mejores fotografías para ellos pesa mucho en mi cabeza.

En este caso además el conseguir que mi amiga Iria no posase para la cámara era todo un reto.

 

En este tipo de fotografía familiar intento conseguir fotos naturales, de toda la familia junta,

del nuevo integrante, de la hermana mayor jugando, fotos de la madre con la criatura, fotos del

padre en modo natural (los padres suelen odiar los posados por encima de todas las cosas, aunque

Miguel tiene una paciencia infinita). 

 

En el momento en que descubrí las contras de la habitación de la pequeña me enamoré totalmente de ellas, si bien he de reconocer que me llevé un pequeño chasco a la hora de imprimir el álbum. Me gusta el ambiente oscuro y un poco de penumbra que se ve en el formato del ordenador y a la hora de imprimirlo en Blurb resultaron unas fotos un poco más claras de lo previsto.

El reto más importante en este caso fue jugar con el movimiento de la hermanita mayor, que no paraba quieta. De todas formas intenté no subir demasiado la velocidad de obturación porque me gustaba reflejar ese movimiento y que algunas de las fotos tuviesen ese dinamismo.

 

Hay incluso alguna foto algo movida, pero si os digo la verdad, creo que es mi favorita (la primera a la izquierda).

 

Espero que ellos disfruten de las fotos tanto como disfruté yo haciéndolas y editándolas para ellos.

 

Bienvenido al mundo Miguel! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1 comment for “Fotografía familiar: Bienvenido Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *