Llenar el encuadre

 

Seguimos hablando de composición fotográfica, de cómo conseguir mejorar tus fotos con sencillas reglas-consejos-trucos.

 

El fotógrafo Robert Capa dijo:

“Si tu foto no es lo suficientemente buena es que no estabas lo suficientemente cerca”

 

No hay nada de malo en acercarte a tu sujeto/objeto. Hay ocasiones en las que conseguir que ocupe todo el encuadre hace la fotografía atractiva.De esta manera evitamos distracciones.

 

Te pongo un ejemplo:

 

llenar-el-encuadre

 

 

Esta fachada de la Casa del Cabildo, en la plaza de Platerías de Santiago de Compostela es espectacular. Está decorada con motivos geométricos típicos del barroco compostelano y además las contras rojas rompen la uniformidad en el color de la fachada.

Podríamos sacar mil fotografías bonitas en este lugar y seguro que todas ellas funcionarían.

 

En esta ocasión opte por llenar completamente la imagen con la fachada, incluyendo la Fuente de los Caballos en la composición.

Mi preocupación era la distorsión que ocurriría si sacaba la foto mirando hacia arriba. Para evitar eso me subí a las escalinatas de la plaza, para estar a la misma altura.

En el post-procesado únicamente ajusté los colores para ganar saturación en el rojo de las ventanas, y así generar más contraste.

 

¿ Qué métodos tienes para conseguir este efecto y llenar el encuadre con tus fotografías?

 

Acércate:

Uno de los mejores consejos que te pueden dar en fotografía. Hay infinidad de fotografías que no transmiten nada desde lejos y que sin embargo acercándonos ganan emotividad.

 

– Utiliza el zoom de tu cámara:

A veces el objeto de nuestra foto está lejos y no podemos acercarnos más. En esas ocasiones el zoom de tu cámara será tu gran aliado.

Ten cuidado con los zooms digitales, pues no funcionan igual que los ópticos. Los zooms digitales son los que sueles encontrar en cámaras digitales compactas, que tienen objetivos no extraibles. Los zooms ópticos suelen encontrarse en las reflex y son intercambiables.  La diferencia fundamental es que los zooms ópticos nos acercan al sujeto, mientras que los digitales lo capturan y luego lo agrandan, resultando una imagen de calidad inferior.

 

– Recorta la imagen en el postprocesado:

Método aconsejable cuando no has podido usar ninguno de los dos anteriores o cuando no nos importa la resolución de una imagen, ya que el recortarla va a implicar una pérdida de calidad de la misma. Este método permite hacer distintas pruebas y valorar con calma qué composición funciona mejor.

 

¿Has llenado el encuadre en alguna de tus fotos? Me encantará ver los resultados en Instagram bajo el hashtag #MD6llenarelencuadre

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *