El álbum del primer año de mi bebé con BookWright

Ya sabes que me encanta llevar a cabo proyectos de fotografía familiar.

En esta ocasión terminé uno que llevaba un poco de retraso, el álbum del primer año de mi bebé con BookWright

 

 

Me encanta documentar la vida de mi mis hijos en fotos. Ese fue el motivo que me lanzó al mundo de la fotografía y a pesar de que ahora me dedico también profesionalmente a ello, no pierdo nunca de vista mi objetivo personal: capturar recuerdos en formato fotográfico de mi familia.

Ya te había hablado en este mismo blog de proyectos como el álbum que hice de mi embarazo y como el álbum con fotos familiares que le regalé a mi pequeña (dentro de poco voy a tener más álbumes de fotos en casa que libros….).

 

Mi objetivo principal en esto de la fotografía es documentar la vida de mis hijos y de mi familia. Darles un recuerdo de su infancia para toda la vida.

 

Cada año intento hacer un álbum resumen de ese periodo de tiempo y luego realizo álbumes de ocasiones especiales, como ciertos viajes, encuentros especiales, cumpleaños, etc.

 

En esta ocasión el acontecimiento especial es el primer año de vida de mi bebé.

 

Y tal y como hice con su hermano hace cuatro años, quiero guardar un recuerdo de cómo ha sido este año.

 

Suelo usar Blurb para mis álbumes personales, me gusta la calidad que tienen, los formatos, la facilidad de uso y su servicio de atención al cliente, siempre rápido y servicial.

 

Normalmente lo uso directamente desde Lightroom, lo cual es muy útil, importando las fotografías directamente a la opción “crear álbum” de Lightroom, pasándolo luego a PDF y subiéndolo a la página de Blurb.es

 

En esta ocasión usé la herramienta BookWright de Blurb, que es una aplicación de escritorio que descargas directamente en tu PC.

 

 

El proceso para crear este álbum del primer año de mi bebé fue el siguiente:

 

 

  • Durante un año fuí tomando notas de ciertos hitos y detalles de su evolución. Pequeños momentos, lo que destacó durante ese mes, etc.

 

  • Seleccioné tres fotos por mes. Mi primera intención era seleccionar sólo una por mes, pero no quería incluir tanto texto y además es muy complicado elegir sólo una!!

 

  • Para este libro no busqué fotografías de calidad profesional, me interesaban más las fotografías espontaneas de nuestro día a día. En muchos casos selfies, capturas de momentos caseros, fotografías familiares que en ocasiones no llegaban ni a una resolución excelente. Primé la emotividad a la calidad. No siempre busco lo mismo, pero en esta ocasión lo tenía claro. Hice variaciones con respecto al álbum de su hermano también. En el caso de Javi, cada mes le sacaba una fotografía tumbado (los primeros meses fueron más fáciles, los últimos la cosa ya se complicaba un poco más…), añadí menos texto que en el álbum anterior, etc.

 

 

  • Elegí, de entre las opciones que te da BookWright, un libro en formato pequeño, 18×18 cm, tapa dura blanda y papel premium satinado (me gusta el acabado perlado de este tipo de papel).

 

  • Probé distintos formatos de composición. La herramienta BookWright trae ya varios formatos predeterminados, pero ninguno se ajustaba a lo que yo quería, así que creé uno. En la opción de añadir texto o foto fácilmente puedes crearlo.

 

  • Fui copiando y pegando ese formato en todas las hojas, para sólo tener que incluir las fotografías y el texto.

 

  • Busqué una tipografía que me gustase para el texto y los títulos. BookWright trae muchas opciones, así que consiste sólo en ir probando.

 

  • Seleccioné la portada y contraportada. Me gusta especialmente la fotografía de la portada, a pesar de que a Paloma no se le ve la cara. Es un gesto muy característico de ella, esos abrazos que le da constantemente a los bebés. Y además es una fotografía tomada en la celebración de su primer cumpleaños, de modo que encaja perfectamente con lo que buscaba. Te recomiendo que busques una fotografía que defina a tu bebé para esa portada, no te dejes llevar por la foto en la que mejor sale o en la que más sonríe. Que sea una foto que le represente, que te recuerde a esos primeros meses.

 

  • Para la contraportada elegí una fotografía que tomé de un dibujo que hizo su hermano. Le pedí que sobre una pizarra dibujase a su familia, y luego fotografié ese dibujo. Fue la manera que encontré de que él también estuviese presente en la elaboración del álbum de su hermana. 

 

  • Dado que tanto la foto de Paloma como la del dibujo tienen tonos oscuros, decidí incluir el fondo de la portada en negro, a pesar de no ser el color que idealmente elegiría para un libro del primer año de mi bebé, pero me encanta el resultado. El color de las letras lo combiné con el dorado de las banderillas del cumpleaños.

 

De esta manera tengo un recuerdo de estos primeros meses de mis hijos, con lo que fue su evolución y fotografías de cada mes. No lleva mucho tiempo hacerlo y es un recuerdo para toda la vida!

 

Y hasta aquí este proyecto del álbum del primer año de mi bebé con BookWright

El resultado me llegó hace unas semanas a casa, y me gusta mucho!

¿Y tú, haces este tipo de libros de fotos? Me encantará que me lo cuentes 😉 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *