Decorar con fotos la escalera de tu casa

El otro día publiqué ésta foto en mi Instagram.

Me llegaron muchos mensajes preguntándome por las escaleras, la decoración, la colocación de las fotografías, etc, y por eso he decidido hacer un post para contaros el proceso, para contaros cómo decorar con fotos la escalera de tu casa.

La escalera, un pasillo, una pared del recibidor, en realidad son muchas las zonas que se pueden decorar con

fotografías. La fotografía es, para mi, un arte capaz de decorar cualquier espacio.

Las escaleras de casa de mis padres, cuya estética nada tiene que ver con la mía, están llenas de cuadros. La pintura es algo que a mi también me encanta, pero mi pasión por la fotografía me ha llevado a ir ocupando mi escalera con recuerdos fotográficos.

En esta serie de fotos podéis ver la evolución del aspecto de las escaleras en mi casa. Desde hace cinco años hasta día de hoy.

El proceso que sigo, por si a alguien le puede ayudar, es el siguiente:

¿Qué fotos elijo? ¿Cada cuánto? ¿Cómo y dónde enmarco?

Cada cierto tiempo, cuatro o cinco meses, imprimo alguna foto, generalmente en tamaño 10x15cm o 15×20 cm, no suelo imprimirlas más grandes.

Imprimo aquellas fotografías que tienen un valor emocional para mi, muchas de ellas no especialmente buenas, pero sí especiales.

Cada cierto tiempo, en alguna visita que haga a Ikea, me hago con unos cuantos marcos, de los más básicos, en general busco que tengan el frontal de plástico y no de cristal. Es importante tener en cuenta que en mi casa hay niños aún muy pequeños, y que los cuadros muchos de ellos están a su altura, por lo que es mejor prevenir que curar.

Me gustan especialmente los de la gama Knoppäng por su passepartout ancho y marco sencillo pero con relieve.

Intento adquirir algún marco diferente cada cierto tiempo, cuando los veo rebajados en alguna tienda o incluso algún chino de la zona, algo que desentone del resto, metálico, dorado, de color, madera, etc.

Los decoradores de interiores seguramente te recomendarán usar todos los marcos de los mismos tonos, para dar un aspecto más armonioso, pero lo cierto es que a mi me gusta que haya notas discordantes en la galería fotográfica.

Cuando son fotografías en formato mayor o diferente, me gusta enmarcarlas en algún sitio de confianza, donde me aconsejen y pueda hacer algunas pruebas. Mi lugar de confianza en Coruña es aquí

¿Cómo coloco los marcos en la pared?

La forma de ir colocando los cuadros en la escalera no sigue ninguna distribución especial, no hay una simetría entre los marcos, no he usado nunca reglas ni he preparado un boceto para colocarlos.

Por difícil que parezca, los coloco básicamente a ojo. 

Enmarco las fotos, las dejo reposar (a veces durante meses) en el suelo de la escalera, y cuando me imagino un hueco para ellos, cuando tengo claro SU lugar, los cuelgo.

Uso siempre cuelga fáciles, porque no es la primera vez que quiero cambiar el marco, el lugar, etc, y de esta manera es mucho más fácil hacerlo.

Si no te ves capaz de hacerlo a ojo, como hago yo, hay multitud de páginas que te pueden ayudar a buscar ese orden. Éste post por ejemplo.

¿Solamente fotografías? 

Otra cosa importante es que no solamente cuelgo fotos. Sí son casi todas fotografías, pero incluyo muchos otros recuerdos, incluyo todo aquello que tenga un valor especial para mi y que se pueda colgar de una pared.

Mis escaleras son básicamente una galería de “recuerdos colgantes”, podríamos decir.

Tengo fotos antiguas, de la boda de mis abuelos, láminas de 1.800, ilustraciones modernas, recuerdos de viajes, láminas antiguas de La Coruña, recuerdos de bodas, letras de madera que pedí hacer con palabras que para mí tienen un valor especial, ilustraciones tipográficas echas por mi para recordar algo concreto, pequeños cuadros intercalados con todo esto, series de fotomatones, dibujos de los niños enmarcados, una posavasos de ganchillo hecho por mi bisabuela, etc.

Por ahora tengo cubierta aproximadamente la mitad del espacio de mis escaleras, y dado que espero tener vida aún por delante, la iré llenando poco a poco con detalles y recuerdos, quizá incluso quite alguna foto, ponga otra…la vida va evolucionando, y mi escalera con ella.

Decorar con fotos es una idea que me encanta. Guardar los recuerdos de tu vida, enmarcarlos, darles un lugar

privilegiado en tu casa es la manera de tenerlos siempre presentes y visibles.

Mis hijos van bajando la escalera y raro es el día en el que no comentan algo de alguna de las fotos, preguntan algo al respecto, etc. Decorar con fotos es una manera de hacerlos a ellos partícipes. Otro día os hablaré de cómo decorar con fotos las habitaciones de tus hijos.

En definitiva, si quieres decorar con fotos la escalera de tu casa o cualquier otra zona de tu hogar, te recomiendo, desde mi experiencia:

  • Elige la zona adecuada, no tiene por qué ser una escalera el lugar perfecto. Una pared lo suficientemente amplia e iluminada puede ser ideal.
  • Juega con distintos elementos, no sólo fotos. Incluye cuadros, láminas, objetos personales, etc.
  • Busca marcos que puedas intercambiar y mover fácilmente, versátiles. Ikea es siempre una buena opción.
  • Busca notas discordantes que le den vidilla a tu composición. Marcos con texturas, colores, etc.
  • Deja reposar los marcos. No los coloques hasta que veas claramente su sitio. No tengas prisa.
  • Añade plantas, son el complemento perfecto para acompañar las fotos.
  • Ve poco a poco. No quieras decorar ese espacio en dos días, disfruta del proceso y diviértete probando.

Yo tengo ahora unas cinco fotos impresas pendientes de enmarcar y dos enmarcadas que estoy esperando a que me digan cuál es su sitio. Y unas ganas locas de hacerme con una lámina de Caroline Walls para incluirla en mi galería!

Me encanta cuando mis clientes decoran su casa con las fotografías de las sesiones de fotografía familiar que hicimos. Las imprimen en gran formato para decorar alguna habitación, hacen collages con ellas, etc.

¿Y tú? ¿Decoras con fotos? Cuéntame!

    Comentarios

    Your email address will not be published. Required fields are marked*