Consejos de fotografía familiar: La luz de las velas

 

 

Después del consejo de la semana pasada, hoy tengo un nuevo tip para la fotografía familiar.

 

En la fotografía de interior, puedes usar fuentes de luz alternativas, como la luz de unas velas, para crear

retratos especiales.

 

Asociamos la fotografía con la luz, y es cierto, una fuente de luz es necesaria para poder tomar una foto.

Pero también es cierto que no toda la luz ha de venir del sol, las bombillas o el flash de tu cámara. Y mucho menos cuando buscas fotografías naturales y espontáneas, donde las cosas ocurren dónde y cuándo quieren, no dónde tú las colocas.

 

Tu cámara tiene la capacidad de adaptarse a distintas fuentes de iluminación, más o menos potentes. Para ello debes ajustar los parámetros de tu cámara.

Poniendo tu cámara en modo manual y jugando con el ISO, velocidad de obturación y diafragma, puedes conseguir esa fotografía que buscas. Evidentemente la calidad va a depender de tu cámara, pero los resultados pueden sorprenderte, estoy segura.

 

Y para ello, un ejemplo.

 

 

 

 

Esta fotografía es de la pequeña Cris en su quinto cumpleaños. Conozco a esta pequeña desde que estaba en la barriga de su madre y le tengo un cariño especial.

En el lugar donde ha celebrado sus últimos cumpleaños, un local muy conocido de La Coruña, suelen apagar las luces en el momento de traer la tarta y soplar las velas.

 

Me encanta retratar a los niños en el momento de soplar las velas, es un momento único que se da sólo una

vez al año.

 

En esta ocasión había dos desventajas: no había prácticamente iluminación y no tenía mi cámara, sólo mi móvil. Así que me adapté a lo que había.

 

Adaptate a la fuente de iluminación que tengas. Si es una vela, una vela, si es una ventana, una ventana.

Los ajustes de tu cámara, incluso de la más básica, te permiten sacar provecho de esas luces de distintas

formas. Quizá no puedas iluminar toda la escena, pero si una parte pequeña de ella. Elige bien qué quieres

resaltar.

 

Me coloqué en un lateral y busqué un encuadre en el que se viesen todas las velas, intentando estar lo suficientemente cerca de Cris.

Centré el enfoque del iphone en las velas (algo que puedes hacer tocando la pantalla de tu móvil y manteniendo pulsada la zona que quieres enfocar, para bloquear de este modo el enfoque en esa zona. Así te podrás mover y recolocar que ese motivo continuará enfocado). Así se ajusta la iluminación de la escena para que salgan enfocadas las velas, oscureciendo aún más el resto de la imagen.

Al estar la pequeña cerca de la tarta, se refleja esa luz en su cara y puede verse perfectamente su rostro, el disfraz que llevaba (e incluso una mano furtiva que intentaba robar uno de los lacasitos de la tarta!)

 

Posteriormente edité la imagen usando “Enlight” para darle mayor contraste a la escena, resaltar más los negros y aumentar los blancos, lo que ayudó a oscurecer el fondo de la imagen y a darle más detalle a su rostro, la ropa y la tarta.

 

Evidentemente la calidad de esta imagen es mejorable, pero he sido capaz de captar ese instante, el momento de las velas de su quinto cumpleaños.

 

Y la imagen, justamente por esa ausencia de luz y por el hecho de que sólo se vea el reflejo de las velas,

transmite la emoción del momento. Hace que te centres únicamente en ese instante.

Y su madre está feliz con la imagen! Así que eso me llega!!

 

 

 

Recuerda que si quieres retratar momentos especiales, cumpleaños, fiestas, eventos o el día a día de tu casa, me puedes contactar aquí

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *