Fotografía familiar: cómo capturar imágenes con alto contraste de luz

Fotografía familiar: cómo capturar imágenes con alto contraste de luz

 

Tras el último consejo de fotografía familiar, hoy te hablo de un tipo de fotografía que me encanta, aquella en la que hay un alto contraste de luz.

Quizá el mejor consejo que me han dado en fotografía haya sido éste:

 

“Busca la luz y luego busca la historia que contar con esa luz”

 

Eso intento en general con mis fotografías, tanto en las sesiones de fotos familiares que hago, como en las personales, analizar el tipo de luz que hay en ese momento, buscar cómo sacarle partido y luego encontrar esa historia que contar, aquello que está sucediendo en ese momento bajo esa iluminación.

 

Una de las ventajas de que te guste la fotografía, es que encuentras belleza en detalles que a otros les pasan

desapercibidos.

 

Yo puedo encontrarme fascinada de repente por cómo entra la luz en una habitación y cómo resalta las texturas de un sofá y sus cojines, por ejemplo.

O puedo fijarme en cómo se proyectan las sombras de los árboles a última hora del día y quedarme un rato mirándolos para ver las imágenes que forman en el suelo.

 

El mundo es mucho más interesante para mi desde que me metí en esto de la fotografía.

Me encanta buscar la belleza en las pequeñas cosas. Es una forma más de encontrar la felicidad

 

La luz y sus variaciones nos pueden dar imágenes fantásticas, sólo hace falta estar un poco atento y buscar la luz. 

 

 

En esta ocasión era la última hora de la tarde un día caluroso, hace una semana aproximadamente, en el salón de mi casa (que está tomado por mis hijos, lleno de juguetes y de un parque infantil donde meto a mi hija cuando necesito que no se me escape por la casa adelante).

Por los estores del salón se colaba el sol, que ya estaba bajo en ese momento del día, dando lugar a unas sombras muy interesantes en el suelo, que llegaban hasta parte del parque infantil donde estaba mi hija.

Sólo tuve que llamarla para que se acercase a la zona iluminada y en ese momento, con mi móvil, tomé una serie de fotografías.

Me puse de rodillas en el suelo para tomar las fotos, de manera que el suelo y las sombras proyectadas ocupasen la mayor parte de la imagen. 

Con esto además se consigue que las sombras creen unas líneas naturales que te guían hasta la protagonista de la foto.

Una vez más se comprueba que puedes sacar fotografías muy interesantes con un teléfono móvil. 

 

Lo importante en este tipo de fotografías, en las que hay un alto contraste de luz, es decir, zonas muy

iluminadas y zonas poco iluminadas, es mantener este contraste a la hora de disparar la foto, con ello

conseguirás fotos dramáticas, fotos con alto contenido emocional y capaces de contar una historia.

 

Coloca a tu sujeto en la zona de luz y trata de exponer en las altas luces.

Con el móvil esto lo conseguirás enfocando en la zona iluminada, de manera que el resto se haga más oscuro todavía. dando más fuerza aún a la imagen.

 

Con la edición posterior acentué el efecto que buscaba, oscurecer un poco las sombras y darle mayor contraste a la imagen. En esta ocasión usé la app Enlight. 

Llevándola a blanco y negro conseguí un efecto más dramático y centrar la atención en lo que quería, el alto contraste de la imagen.

 

Y con esto termino el consejo de fotografía familiar de hoy, espero que te sea útil y lo apliques en tus fotografías.

Y recuerda, “busca la luz y luego busca la historia que contar con esa luz”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *