Mamá no sale en las fotos

Mamá no sale en las fotos

 

 

 

¿Y mamá donde estába? Mamá no sale en las fotos!

Eso es lo que dirán tus hijos dentro de unos años si no le pones remedio ahora.

 

Si eres como yo, siempre estás pendiente de sacar tú las fotos, de hacer videos de los eventos de tu familia, etc, te pasará como a mi: en el momento en que te pones a recopilar y mirar fotos, descubres que tú no apareces casi en ninguna!

 

Tú eres parte fundamental de la familia que fotografías, no puedes contar la historia de tu familia sin

contar la tuya propia.

 

En los cursos de fotografía familiar que imparto, descubro que la mayoría de los padres y madres que fotografíamos tendemos a ser muy autoexigentes con nuestra imagen ante la cámara.

 

Excusas como: “es que aún no he recuperado mi peso tras el parto, es que estoy tan atareada que no tengo tiempo para ir a la peluquería, es que no soy fotogénica, es que, es que, es que…”

 

Piensa que tus hijos querrán ver fotografías tuyas el día de mañana, fotografías que les hagan recordar estos

momentos que ahora vives.

 

Deja atrás la pereza (porque si, lleva también menos tiempo y esfuerzo sacar una foto de otros que sacármela a mi misma) y la autoexigencia y busquemos maneras de estar presentes en las fotografías familiares, formas de salir tú en las fotografías.

 

Te voy a dar varias ideas que puedes poner en práctica de manera muy fácil:

 

  1. El temporizador tu cámara

Ese que casi nunca usas. La mayoría de los móviles tienen esta opción, con un temporizador de hasta 10 segundos, tiempo en el que te dará tiempo a colocarte en el sitio deseado y posar (o no) para la foto. En las cámaras compactas y reflex también existe esta opción, generalmente indicada con la imagen de un reloj.

Si usas esta opción, te doy varias recomendaciones:

  • Deja la cámara/el móvil en un lugar seguro y evitando movimientos indeseados. Usa un trípode (aquí te daba varias ideas económicas de trípodes para cámara y para móvil).
  • Bloquea el enfoque. Tanto tu móvil como tu DSLR tienen esta opción, investiga. Y si no tienes nada en lo que enfocar, colócalo. Un peluche que luego puedas tirar al suelo antes del fin de esos 10 segundos, incluso un post-it, etc.

 

 

 

 

Esta es la opción ideal para un autoretrato, para una sesión informal de familia en tu propia casa, para retratar esa escena de tu vida diaria en la tú estás presente y que quieres tener en fotos. Y si quieres hacerlo aún más fácil, compra un control remoto (aquí te hablaba de varios para la reflex y para el móvil), su uso es muy sencillo y te ahorrarán la fatiga de ir y volver hasta la cámara para activar todo el rato el temporizador.

Si te fijas en la foto que encabeza este post, verás que sujeto con mi mano el control remoto de mi cámara réflex, en una sesión familiar improvisada con mi pequeña.

 

 

2. Colaboración, por favor.

 

Píedeles que te saquen una foto.

Si te gusta la fotografía te pasará como a mi, te llevarás las manos a la cabeza en más de una ocasión al ver el resultado final….pero tendrás a cambio una fotografía diferente, seguramente espontanea, natural y en la que tú estarás presente.

Una manera de mejorar el resultado final es mostrarle exactamente lo que quieres. Yo con mi marido primero me encargo de sacar yo la fotografía que tengo en mente y luego se la muestro: “quiero esto exactamente pero conmigo ahí”. Te evitarás más de un mosqueo de esta manera….

 

 

 

3. Un porcentaje de tí

Si eres de esas personas  que sólo verse en una foto ponen cara de horror y tienen ganas de borrarla, busca estrategias para salir pero sin estar 100% visible. Por ejemplo:

  • Qué tal si sólo se ven tus pies u otra parte de tu cuerpo? Busca encuadres diferentes e  interacción visutal con los otros protagonistas de la imagen.
  • Corta parte de tu rostro, un recurso que nunca falla.
  • Nadie en las reglas del retrato dice que tengas que mirar a la cámara. Puedes salir de lado, de espaldas, etc. A veces este tipo de fotos tienen incluso más valor emocional.

 

 

4. Si buscas posar, aprende los mejores trucos.

Yo reconozco que no valgo para posar, pero hay gente a la que le gusta. Si quieres posar en tus fotografía, lee este interesante post al respecto.

 

5. Juega con los elementos a tu disposición.

Reflejos en distintas superficies, espejos en los que proyectar tu imagen, usar sólo tu silueta en contraste con la luz de fondo, etc.

Toda una serie de recursos a tu disposición que pueden hacer que estés presente sin estar totalmente reconocible. A la vez resultarán fotografías originales y creativas.

 

 

 

 

 

 

 

5. Haz uso del humor.

No intentes forzar la pose, déjate de sonrisas falsas y preparadas. ¿Qué tal una tira de selfies con tus hijos en clave de humor? Ésta que te muestro la tengo enmarcada en la pared de mi casa.

 

 

 

 

 

 

6.  Olvídalo, me espanto.

Vale, admito que no es fácil el proceso, pero inténtalo, práctica, y hazme un favor mientras no cambia esa imagen que tienes de ti misma en la fotografía: no borres las fotos en las que sales. Guardalas para más adelante, estoy segura de que dentro de diez años no te verás de la misma manera.

 

 

 

 

 

 

7. Confía en un fotógrafo que busque la naturalidad

Puedes no gustarte en muchas de las fotografías caseras que sacas, pero creeme, si buscas un buen profesional con el que encajes tú y tu familia, todo cambiará. Te puedes gustar más o menos, o encontrarte más favorecida en unas fotos que en otras, pero habrá fotografías que te encanten.

En mis sesiones dedico mucho tiempo a empatizar con la familia en cuestión, a ganarme su confianza, a hacerles sentir relajados  y eso creo que se nota luego en el resultado. Al final soy un observador de la dinámica de su casa, de su familia, por lo que mis fotos reflejan momentos naturales y reales y mis clientes siempre se reconocen en las fotografías.

Sea conmigo o con otro fotógrafo, haz alguna sesión de fotos familiar de vez en cuando. Es el mejor regalo que te puedes hacer a tí y a los tuyos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *